El 28 de julio de 2010, a través de la Resolución 64/292, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos.

El reconocimiento del abastecimiento de agua y el saneamiento como un derecho humano es un paso fundamental en el camino a una mayor justicia social y ambiental, la ONU reconoció en pleno siglo XXI, que el agua es un derecho básico para la vida y la dignidad. El abastecimiento de agua por persona debe ser suficiente y continuo para el uso personal y doméstico. Estos usos incluyen de forma general el agua de beber, el saneamiento personal, el agua para realizar la preparación de alimentos, la limpieza del hogar y la higiene personal. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), son necesarios entre 50 y 100 litros de agua por persona y día para garantizar que se cubren las necesidades más básicas y surgen pocas preocupaciones en materia de salud.

Las obras negadas durante décadas, suman y siguen en beneficio de la comunidad de Santo Domingo, vecinos que siquiera acceso al agua potable tenían a pesar de sus reclamos hechos por años. El sistema de agua potable logró ser ampliado en beneficio de unas 15 familias que se encuentran instaladas sobre el camino que conduce a Uru Sapucai. Poco mas de 77 millones fueron invertidos en una zona que desde hace años reclamaban ayuda por parte del municipio, para tratar de que llegue este tipo de servicio a mayor cantidad de gente. Con lo invertido se logró instalar una electrobomba de 5,5 HP, cañerías, transformador de 25 KVA, y un tanque elevado de 20 mil litros.

“Mucho se procuró desde hace muchos años con otras administraciones, poder concretar un servicio vital para vecinos de la zona, el pozo con el cual contamos es suficiente como para poder llegar a una mayor cantidad de gente”, significaba Hernán Balbuena, Presidente de la Comisión Vecinal.

#Encarnación #GobiernoMunicipal #LaGenteEstáPrimero