Se desarrolló con total éxito la primera evaluación del Primer módulo del Curso de Repostería Básica del Centro Vivo San Pedro. Como mecanismo de evaluación y en un gesto solidario, cada alumna entregó 1 docena de facturas aprendidas durante su proceso de formación del curso; luego de la apreciación del examen, las facturas fueron distribuidas al Hogar de Niños Sagrado Corazón de Jesús y Che Róga de la ciudad de Encarnación.

“Esta propuesta fue hecha por todo el grupo de repostería y me pareció una importante manera de contribuir desde donde podemos con otros miembros de nuestra comunidad. Los niños y niñas se notaron muy contentos con la pequeña merienda que pudimos brindarles; además que esto sirvió para evaluar el nivel de participación y aprendizaje de las alumnas”, manifestó Pamela Añazco Coordinadora del Centro Vivo San Pedro.

La actividad contó con la asistencia y acompañamiento de voluntarios de la Cruz Roja Paraguaya Filial Itapúa; quienes velaron por el cumplimiento de un correcto protocolo sanitario.