Con la intensión de brindar un ambiente más ameno para todos los niños y niñas que visitan el Hospital Pediátrico Municipal, artistas del grupo Aty Guazú, pintaron las paredes de los pasillos de la institución de salud.

Utilizar la pintura es una de las artes que posee efectos terapéuticos, donde colores, trazos y figuras son de alguna manera un fiel reflejo del sentimiento; poder exteriorizarlo es una de las tareas que posee la arte terapia, la que utiliza todos los recursos con un solo objetivo: sanar.