El Centro Vivo Vida Sana de la Municipalidad de Encarnación cierra el ciclo del año 2020 con el 95 por ciento de sus pacientes rehabilitados, entre ellos, principalmente niños y adolescentes adictos a distintos tipos de drogas.

“En su gran mayoría, los pacientes tratados vivían en situación de calle, siendo rechazados por sus familiares. Cerramos este año dentro de un contexto de pandemia que causaron varias limitaciones en cuanto a los servicios; como también al día a día en la atención de los de los pacientes”, explicó Víctor Cabrera Director de Salud de la Municipalidad.

El Centro asiste a pacientes tanto de la ciudad de Encarnación, como también a otros domiciliados en otros distritos de Itapúa, hasta tienen pacientes que llegan de la ciudad de Asunción.

La actividad desarrollada en la unidad terapéutica incluye actividades diarias tanto de manera individual como en forma conjunta; reciben educación, enseñanza de música, actividad física permanente y variada, con la asistencia de profesores de educación física y de profesionales en la materia.

El director de salud agregó, “es importante cuidar y proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes de los vicios; durante el año 2020 se dio ingreso a una importante cantidad de pacientes, y eso consideramos que se podría dar a causa de la pandemia y los problemas en el núcleo familiar”.