La Oficina de Defensa del Consumidor de la Municipalidad de Encarnación continúa con los controles en los supermercados de la ciudad, atendiendo el compromiso de los supermercadistas en el abastecimiento de los productos de primera necesidad, cuidando la higiene y seguridad en la cadena logística tanto para clientes como para los propios funcionarios de los establecimientos mencionados, sin el remarque de los precios de los productos de la canasta básica familiar.

“Desde la Oficina de Defensa del Consumidor y Usuario Municipal se están articulando con la SEDECO medidas que resguarden al consumidor final; siendo interés primordial del municipio servir de canal para obtener herramientas más efectivas, y así poder atender los reclamos que plantean los ciudadanos estos últimos días, en relación a abuso de precios”, expreso Ivonne Sigaud Encargada de la Oficina de Defensa del Consumidor de la Municipalidad.

Los supermercadistas asumieron con los sobrecostos que demandan las medidas sanitarias impuestas por el gobierno nacional para preservar la salud de los clientes y la de sus funcionarios.

Como un paliativo a la necesidad imperante, ofrecen combos económicos a las personas; y no incrementaron los márgenes sobre los costos de los proveedores, en lo que a productos de primera necesidad se refiere.