El proyecto “Eco Escuela”, consiste en producir la materia prima para el almuerzo escolar, por alumnos y alumnas desde las mismas escuelas.

Dentro del terreno de la escuela se construye la huerta ecológica, la empresa que ha de provisionar del almuerzo a la escuela, compra estos productos de la misma institución, pagando por verduras y frutas al colegio, quedando lo recaudado para beneficio de la comunidad escolar.

“Desde el año pasado este proyecto se lleva adelante en la Escuela Río Paraná, del barrio Pacu Cuá, los insumos son adquiridos por la empresa que posteriormente ha de comprar los alimentos. Se trata de una retribución o responsabilidad social como ambiental, al ser una producción orgánica de parte de la empresa. La Dirección de Desarrollo Productivo se encuentra a cargo de realizar los trabajos de mantenimiento con sistema de riego y la colocación del sistema de riego”, significaba el ingeniero Aldo Ríos, titular de la Dirección de Proyectos Productivos.

“Es un plan piloto que se inició gracias a Proyectos Productivos de la Municipalidad de Encarnación y a la intención de la empresa de reinvertir, dejar precedente de la posibilidad que tiene una empresa de volver a invertir en la misma comunidad en donde está trabajando y también estamos viendo otras escuelas para aplicar el mismo proyecto” mencionó la encargada de la empresa Girasoles en Itapúa, María del Carmen Colmán.

Los encargados, docentes y niños reciben de manera permanente un seguimiento como monitoreo de la evolución de los cultivos, con la asistencia técnica de la Municipalidad. La empresa que ha de suministrar el almuerzo escolar, en la actualidad provee a la escuela de una lista de productos hortícolas que han de configurar en el menú que se les suministra, para que sean cultivados en la institución escolar. En la actualidad se está culminando el primer ciclo o primera zafra, se han de hacer los ajustes necesarios con la idea de poder replicar este mismo proyecto en otras instituciones escolares.