Hasta el momento, no hay evidencias que el coronavirus sea trasmitido a través de las mascotas; no obstante, se recomienda a todas las personas a lavarse las manos después de haber tenido contacto con sus mascotas y, a las personas infectadas, no tener contacto con las mismas.

Se recomiendan a las personas infectadas con el virus a restringir el contacto con mascotas y otros animales mientras esté enfermo, tal como lo haría con otras personas.

Dentro de estas restricciones incluyen caricias al animal, acurrucarse, ser besado o lamido, y compartir comida.

Disponga que otro miembro de su hogar cuide a sus animales mientras esté enfermo.

Si no tiene a nadie que pueda ocuparse en el cuidado de su mascota o debe estar cerca de animales mientras está enfermo, es necesario que, se lave las manos antes y después de interactuar con las mascotas y utilice tapabocas.

La única manera de estar protegidos siempre es lavándose las manos y desinfectándolas.