Desde la iniciativa de la Secretaría de la Juventud de la Municipalidad y, tras un proceso previo de capacitación, unos 65 jóvenes voluntarios iniciaron el trabajo de apoyo para orientar y ayudar a familias en los diferentes barrios a completar el Censo Comunitario de Encarnación.
Esta campaña busca empoderar a la comunidad juvenil, con actos de empatía y cuidado de sus vecinos, propiciando la difusión de la importancia de realizar el censo comunitario propuesto por el municipio; de manera a recibir referencias de aquellos barrios que están en alto riesgo vulnerabilidad alimentaria y de salud.
“Cada joven sale a recorrer en la manzana de su barrio, acompañado del Presidente de la Comisión, ayudando a aquellos que no cuentan con los recursos o no comprenden el proceso para completar el Censo. Esto posibilitará que las acciones de contingencia puedan llegar a los sectores más vulnerables y necesarios”, comentó Pamela Torales Secretaria de la Juventud de la Municipalidad.
A través del primer corte realizado con las personas que completaron el censo, se logró identificar a unas 800 familias de la ciudad que viven con enfermos crónicos en sus hogares; con los cuales ya se inició una asistencia primaria consistente en la instrucción de medidas higiénicas y la provisión de tapabocas y alcohol en gel, y el apoyo psico-social.
Para aquellos que aún no lo completaron el Censo Comunitario de Encarnación, pueden inscribirse ingresando a http://covid19.encarnacion.gov.py/