La Municipalidad de Encarnación, recuerda que según lo establece el Artículo 34° de la Ordenanza Municipal N° 113/84 (Por la que se reglamenta el servicio de aseo urbano domiciliario de la Ciudad de Encarnación), queda terminantemente prohibido quemar basuras en los establecimientos residenciales, comerciales e industriales, por donde se tiene el servicio municipal de basuras, como así también queda prohibida la quema de basuras u otros elementos en la vía pública.

Los infractores de la presente ordenanza serán penados de la siguiente manera:
1. Por primera vez con apercibimiento o notificación
2. Por segunda vez con multa de 5 jornales mínimos.
3. Reincidencias; multa equivalente a 10 jornales mínimos.

A nivel nacional también existe la Ley 4014/2010 “De control y Prevención de Incendios”. La presente tiene por objeto establecer normas aptas para prevenir y controlar incendios rurales, forestales, de vegetación y de interfase; por lo que queda prohibida la quema no controlada de pastizales, bosques, matorrales, barbechos, campos naturales, aserrín o cualquier otro cereal, de leguminosas o tipo de material orgánico inflamable que pudiera generar cualquiera de los incendios.

Su incumplimiento prevé sanciones de multas de 100 (cien) a 2.000 (dos mil) jornales mínimos fijados para actividades diversas no especificadas en la República, a quienes para realizar quemas no se sometieren a los requisitos establecidos en la mencionada ley.

La quema de basura produce gases tóxicos y, por ende, un daño a la salud, debido a la contaminación del ambiente producida por esta práctica, y, como consecuencia, se registran enfermedades respiratorias, de la piel y los ojos, que pueden ocasionar complicaciones en caso de persistencia.

Para denuncias acerca de quema de basuras, comuníquese con la guardia de la Policía Municipal de Encarnación al 071 205 880.

Todos y todas debemos ser conscientes y establecer las medidas necesarias para prevenir los incendios. A nivel nacional, los incendios se encuentran provocando daños irreparables a la naturaleza, esto, finalmente, afectando directamente a todas las personas.