La Dirección de Desarrollo Económico Sustentable de la Municipalidad de Encarnación ejecuta el programa de apoyo a la producción hortícola en barrios e instituciones educativas de la ciudad, que permite en el caso de las escuelas, concienciar sobre la necesidad de la seguridad alimentaria y la producción de rubros de autoconsumo para una mejor calidad de la alimentación de las familias.

En la fecha se realizó la cosecha y distribución de 900 plantas de lechugas, resultado del proyecto interinstitucional “Conservando la huerta escolar”, desarrollado con el apoyo y asistencia de la Dirección de Desarrollo Económico Sustentable a la Escuela Básica N° 7077, en conjunto con la comunidad escolar, y padres y madres de familia. Este proyecto beneficia directamente a unas 65 familias e indirectamente a 84 niños y niñas.

“Este es un proyecto que venimos desarrollando desde la Dirección hace ya un par de años, donde está instalada una huerta con toda la infraestructura tecnológica, que, además de la producción y siembra de verduras y hortalizas, sirve como un laboratorio natural para el aprendizaje de los estudiantes”, explicó Denis Gómez Director de Desarrollo Económico Sustentable de la Municipalidad.

La huerta escolar es utilizada durante la educación básica para reforzar actitudes y valores en los estudiantes hacía una alimentación saludable, el cuidado del ambiente y la habilidad de conseguir los alimentos a través de medios propios. Cabe destacar que, a través de la experimentación, se brinda a los estudiantes la oportunidad de adquirir mayores destrezas para tener una mejor calidad de vida propia, familiar y comunitaria.

“Si bien este año no pudimos mantener la ejecución del proyecto inicial con los niños y niñas porque no vienen a la escuela a dar clases, implementamos el acompañamiento de los padres y madres de familia, quienes son los encargados del cuidado y protección de la huerta escolar para una cosecha fructífera”, significó Pabla Benítez Directora de la Escuela Básica N° 7077 Río Paraná.

Además, el aprendizaje y adherencia de conocimiento de los procesos de desarrollo de las plantas, ayuda a que los estudiantes aprecien el valor de la naturaleza y de los alimentos que consumen, atendiendo que conocen de los procesos de producción, cuidado, y mantenimiento de los alimentos que consumen; es decir, de donde provienen y cómo se da su crecimiento.