Un grupo organizado de jóvenes, entregaron frazadas para las salas de internaciones del Hospital Municipal Pediátrico de Encarnación.

En la ocasión además, realizaron dibujos y caricaturas, para hermosear y ornamentar el área de urgencias del Hospital.

Este pequeño gran gesto solidario fue desarrollado por 20 jóvenes de la Iglesia Adventistas; quienes dedican tiempo al servicio de la comunidad, bajo el proyecto denominado Misión Caleb.