A pesar de que el Intendente Municipal Luis Yd hubiera puesto a disposición esta semana las documentaciones que obran en la oficina de la Jefatura de Hidrocarburos, violentaron y atropellaron la dependencia municipal.

El procedimiento es irregular desde el comienzo cuando la Fiscal Liliana Galeano recibe una denuncia y se presta a irrespetar la ley.

La Ley establece claramente que cuando un fiscal o juez precisa documentaciones de una institución pública tiene que solicitar por escrito y la institución está obligada a proveer la misma; si la Municipalidad se niega entonces pueden proceder al allanamiento, es allí donde este procedimiento es ilegal porque la Fiscal ingresó sin pedir el allanamiento al juez.

El tribunal de apelación otorgó a la Fiscal una orden de allanamiento que dice que van a buscar documentos y facturas de combustibles desde el 2016 al 2019; esta es una orden genérica, es decir, pueden llevar todo lo que estimen porque la orden está mal redactada, irrefutablemente esta no es la forma de ordenar un allanamiento.

El tribunal es una instancia superior y ordenó revocar la resolución de la Jueza sin ningún argumento jurídico. Irremediablemente este procedimiento es el rompimiento del Estado de derecho haciendo las cosas por la fuerza.

Manipulan todos los documentos sin saber específicamente lo que buscan, incluso ingresaron y salieron personas extrañas con documentos que se desconocen su origen.