La Dirección de Desarrollo Económico Sustentable de la Municipalidad, inició el plan que consiste en arborizar desde el acceso Ruta 1 y la Avenida Irrazábal hasta el acceso de la rotonda del Barrio Pacú Cúa, con la plantación de 500 arboles. Se pretende que la Avenida Coronel Luis Irrazabal se convierta en un pulmón verde dentro del casco céntrico de Encarnación.

El contribuyente, Edgar Rolón, de la empresa Ferretería La Paz, en el marco de lo que se denomina “responsabilidad social”, es el responsable de la donación de los árboles. Son de la especie sibipiruna y sombrilla de playa. La sibipiruna se caracteriza por sus extraordinarias flores amarillas que atraen abejas, mariquitas y demás amigos de la naturaleza, asimismo por su frondosa sombra en verano. Mientras que la sombrilla de playa es un árbol frondoso que con sus hojas anchas da muy buena sombra.

Mientras tanto las distintas instituciones escolares siguen llegando, interesadas en apadrinar una zona, o en forma particular se puede apadrinar un solo árbol, “la meta es reforestar con 20 mil arboles la ciudad de Encarnación en sus áreas verdes, 700 personas se encuentran inscriptas para el día del árbol y plantar su propio árbol en las zonas verdes de la ciudad”, explicaba el ingeniero Aldo Ríos, responsable como Director de la Dirección de Desarrollo Económico Sustentable de la Municipalidad de la ciudad de Encarnación. Los accesos de la ruta nacional uno y la avenida Coronel Luis Irrazabal están siendo plantados los árboles en las zonas donde aún se encuentran descubiertas de este tipo de plantaciones.

El contagio es rápido como sostenido de parte de la ciudadanía en general, prácticamente toda la semana, si el tiempo así lo permite, se realizan este tipo de acciones que tiene como principal objetivo poder ofrecer una ciudad más amigable con el medio ambiente, generando oxígeno como sombra, debido a que las características de las especies plantadas, desarrollan una copa que tiene como característica la frondosa copa de sus árboles. Organizaciones como reservistas, Colegio san Roque, Martino, los Scouts, Emabaja del Cuidado del Medio Ambiente de la Madre Tierra, y varias instituciones escolares más como organizaciones, particulares y hasta grupo de amigos.


Existe un plan urbanístico a desarrollar en la ciudad, donde se contempla este tipo de acciones. El enfoque holístico, complementando actividades educativas, creativas, sociales y medioambientales es uno de los mayores valores de este proyecto, permitiendo diferentes espacios de participación y dando una imagen más completa en torno al cuidado de los cauces. Supone igualmente un buen antecedente en cuanto a colaboración interinstitucional, habiendo integrado al Observatorio del Agua, la Universidad Nacional de Itapúa, la Comisión Mixta Paraguayo Argentina del Río Paraná y a la Municipalidad de Encarnación con apoyo de la Entidad Binacional Yacyretá y el Instituto Forestal Nacional. También el énfasis en la capacitación y la implicación de voluntarios a medio plazo es algo a rescatar de cara a iniciativas similares.

A destacar especialmente el éxito de implicación de estudiantes y escolares, a quienes las actividades ambientales atraen e interesan especialmente. De cara al futuro se propondría trabajar más desde la identificación de iniciativas existentes y la facilitación de espacios creativos en los que pudieran surgir nuevas iniciativas desde la ciudadanía para con su entorno.