Destruyen, rompen, roban; no son amigos de la ciudad

Suman y siguen los hechos vandálicos que terminan destruyendo elementos que hacen a la comodidad de la ciudadanía encarnacena y a sus turistas y visitantes, tanto del el interior del país como los provenientes del extranjero.

Estos hechos de destrucciones y robos, son protagonizados por personas mayores que no quieren a la ciudad, que se preocupan más en el robo de hierros y chapas, destrozando sitios donde disfrutan niños y niñas.

En lo que va del año, sólo en un sector, la administración de la Playa San José reconstruyó más de 100 tapas de registros que son destruidas para después quitar las chapas y comercializadas; y un número similar aún faltan por ser reparadas.

Más de 300 bancos han sido reparados y un número similar aún aguardan ser reparados, más del 90% destruido por acciones vandálicas.

Apelamos a la ciudadanía en general y a todos los que visitan la ciudad, en denunciar estos  hechos que tienen sólo como fin, la destrucción y la delincuencia.