Encarnación hermanó fronteras con el arpa paraguaya

La delegación encarnacena de la Escuela Municipal de Arpas dio apertura a la fiesta popular en el Anfiteatro Ramón Ayala de Iguazú, Misiones Argentina; en el marco de la 10° edición del Iguazú en Concierto, y ante la mirada de más de 4.000 personas.

“Agradecemos a todas las personas que hicieron posible que esta nueva experiencia se hiciera posible, los momentos que compartimos son únicos, y nos llenó de total emoción y satisfacción ver como las personas aplaudían de pie cada presentación del arpa paraguaya”, manifestaba el Profesor de la Escuela Municipal de Arpas Isidro Gonzalez.

El Iguazú en Concierto es un festival que se compone de cinco días, donde Iguazú se convierte en una verdadera fiesta y se suceden conciertos individuales interpretados por orquestas, coros, solistas y bailarines que presentan sus repertorios con entrada libre y gratuita. En el inolvidable cierre, más de 700 niños de todos los continentes interpretan un concierto final, en el que su sinfonía se entremezcla con la de las cataratas de fondo.

“Miles de personas se acercan a ver los ensayos del ensamble de la gran orquesta que dará el gran cierre a esta experiencia única e inolvidable para los artistas que es el Iguazú en Concierto”, agregó en Profesor Isidro Gonzalez.

Preparados por los profesores y directores más importantes de América Latina, el evento tiene como objetivo buscar el fortalecimiento y capacitación de niños y jóvenes en el mundo de las artes. El esfuerzo y desempeño de muchos de estos niños por estar allí y las condiciones y particularidades de cada cultura hacen de Iguazú en Concierto una experiencia única en el mundo.