Jóvenes reciben apoyo y lo retribuyen con trabajo comunitario

La Municipalidad de Encarnación realizó el cuarto y último pago a los 230 jóvenes que forman parte del Programa de aporte económico, ejecutado por la Secretaria de Juventud, durante el año 2018. En contrapartida se alcanzaron 9000 horas de trabajo social para la comunidad desarrollado durante 8 meses, como una forma de retribución por parte de los jóvenes beneficiarios del programa. La meta para el futuro es aumentar el monto para el programa, que actualmente ronda los 552 millones.

“Como gobierno municipal nos llena de orgullo cumplir con este programa, que representa para cada uno de ustedes, una contribución para su formación universitaria. Dentro de la realidad institucional, que no es para nada fácil, pudimos cerrar el año cumpliendo con este cuarto pago” refería el intendente Luis Yd, en una reunión que mantuvo con los jóvenes que reciben el aporte. 

La Secretaria de la Juventud, a cargo del abogado Federico Úbeda, tiene entre sus prioridades el mejoramiento y ampliación del Programa de aportes a jóvenes, tanto en términos cuantitativos, como cualitativos. En ese sentido durante el periodo 2018, se implementó una nueva metodología de trabajo que busco dar un valor agregado al programa, mediante asesoramiento constante, motivación, y la búsqueda de capacitaciones de calidad a través de alianzas estratégicas con organizaciones del sector civil o personas físicas de la comunidad. 

En una segunda línea de acción se generó un sistema de retorno social y voluntariado, que permitió generar reciprocidad entre los jóvenes y la comunidad encarnacena, logrando 9000 horas de trabajo comunitario a lo largo de 8 meses. 

Fabio Céspedes, estudiante de Ingeniería compartió con emoción “Por no abandonar mi sueño de ser ingeniero trabajo de albañil, que sumado a este aporte nos permite seguir soñando, aunque a veces nuestros horarios son muy justos para trabajar, estudiar y cumplir con ustedes, la facultad y la ciudadanía” explicaba el joven. 

Finalmente el intendente Luis Yd motivo a los jóvenes a seguir creyendo en sus sueños, como lo hacen en la actualidad. Las experiencias son muy significativas. “Yo también soy como ustedes que llegue sin nada y hoy no tengo todo, pero Dios me puso aquí con un propósito claro que es afrontar la corrupción y hacer de la honestidad y la transparencia una nueva forma de gobierno municipal”.