Los árboles ocupan su lugar y dejan un mensaje permanente

El proyecto de arborización impulsado desde la Municipalidad continua creciendo y sumando grupos sociales de la ciudad, identificados con esta iniciativa. Ha sido la APESUR (Asociación de Periodistas del Sur), quienes plantaron 16 árboles en nombre de los 16 periodistas caídos en Paraguay y 3 en Itapúa.

A este acto se sumó el Intendente de Encarnación, Luis Yd. De esta manera se suman las plantaciones de arboles, creando los bosques exclusivamente con árboles nativos y frutales en un sector del espacio verde de la costanera. El plan implementa el sistema denominado “lluvia sólida”, inventado en México. Este proyecto es impulsado por la Dirección de Desarrollo Sustentable de la Municipalidad de Encarnación tiene como objetivo crear bosques nativos en el cual se reúnan todas las especies de la flora boscosa del país incluyendo los árboles frutales, muchos de los cuales están desapareciendo. Servirá además para que las actuales generaciones conozcan plantas frutales que muchos conocimos cuando niños, y que en la actualidad no se ven fácilmente, debido a que se encuentran en periodo de extinción .
Entre los objetivos de la arborización están también la disminución de la contaminación, devolviendo oxígeno al medio ambiente, la mitigación de los vientos, la conciencia ambiental, el empoderamiento de la ciudadanía en los proyectos públicos, entre otros.


Para el cultivo se empleará un material especial, un talco de roca –poliacrilato de potasio– desarrollado por un ingeniero químico industrial mexicano, Sergio Jesús Rico. Este material atrapa el agua y la adhiere a las raíces de las plantas, en forma de gel, y las mantiene hidratadas, hasta por cuarenta días, luego con un riego o lluvia se vuelve a hidratar, y puede durar hasta por 4 años, donde las plantas ya se encontraran fortalecidas. Se utiliza incluso para reforestar zonas desérticas.

El sitio de emplazamiento se realiza en el entorno del viejo molino harinero y el silo de granos, dos íconos de la ciudad que quedaron tras la desaparición de la antigua “zona baja”. En esta ocasión se cultivaron 40 plantines aproximadamente para recordar y homenajear a los 17 periodistas asesinados en el servicio de su profesión defendiendo la verdad. Este bosque se suma a las otras iniciativas tales como el bosque de los reservistas, de los Taekwondistas, de los Estudiantes, de Selecciones, de las ONGs, de los Rotarios, y otros.