MANIPULACIÓN Y PREPARACIÓN SEGURA DE LOS ALIMENTOS

Consumir bacterias peligrosas transmitidas por los alimentos suele causar enfermedades dentro de 1 a 3 días después de consumir los alimentos contaminados. Sin embargo, la enfermedad también puede ocurrir dentro de 20 minutos o hasta 6 semanas después. Los síntomas de las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden incluir: vómitos, diarrea, dolor abdominal y síntomas similares a los de la gripe, tales como fiebre, dolor de cabeza y dolor del cuerpo.

A continuación, les dejamos una serie de acciones a tener en cuenta para la correcta manipulación y preparación de alimentos:

1. PARA DESCONGELAR EL ALIMENTO

La noche anterior a la preparación de las comidas, los productos a ser utilizados deberán pasar del congelador a la heladera para que se descongele a temperaturas seguras. No dejar a temperatura ambiente. Es importante descongelar solo la cantidad correcta a utilizar, para evitar que sobre el alimento o se desperdicie.

2. LAVAR Y DESINFECTAR LOS CUBIERTOS, UTENSILIOS Y SUPERFICIES

Es indispensable iniciar con el correcto lavado de manos y luego preferentemente lavar y desinfectar con agua caliente (temperaturas superiores a 80 º C) la zona donde se manipulará el alimento, además de los utensilios y equipos que serán utilizados durante la preparación.

3. MANIPULAR HIGIÉNICAMENTE LOS ALIMENTOS

Desinfectar las frutas y verduras antes de utilizarlos, sobre todo los que serán consumidos en forma cruda, para ello deberán sumergirlos en el agua con lavandina al 0,01% durante 10 minutos, luego desechar el agua utilizada y enjuagar con abundante agua potable el alimento.

4. NO MEZCLAR LOS ALIMENTOS CRUDOS CON LOS COCIDOS Y LOS LISTOS PARA SU CONSUMO

Separar siempre los alimentos crudos de los cocinados y de los listos para comer, utilizando equipos y utensilios diferentes tales como cuchillos, tablas de cortar para manipular carne, pollo y pescado separándolos de otros alimentos como verduras y frutas.

Es necesario mantener los alimentos en recipientes separados para evitar contacto entre crudos y cocinados, de esta manera se evita la contaminación, puesto a que los alimentos crudos pueden contener microorganismos patógenos u otros contaminantes.

5. ES IMPORTANTE COCINAR BIEN LOS ALIMENTOS

Cocinar correctamente los alimentos especialmente carne, pollo, huevo y pescado. Cuando calienten alimentos como caldos y guisos asegurarse de que alcancen 70 °C como mínimo.

Las carnes rojas y pollo no deben quedar con partes rojas en su interior. Si van a recalentar comida cocinada, se deberá realizar completamente hasta alcanzar 70 °C, debido a que la correcta cocción mata casi todos los microorganismos peligrosos. Si cocinan el alimento hasta que todas las partes alcancen 70 °C se garantiza la inocuidad para el consumo.

Se requiere especial control de la cocción de trozos grandes de carne, pollo entero y carne molida. La comida preparada, no consumida y guardada debe ser recalentada completamente antes de su consumo para matar los microorganismos.

6. CONSERVACIÓN DE LOS ALIMENTOS

Posterior a la cocción las comidas preparadas que no se consumieron, deben ser guardadas en la heladera inmediatamente después de retirar la mesa. Se deben colocar los alimentos en recipientes limpios y con tapa, por separado.

Se puede utilizar papel film para cubrir los alimentos en recipientes que no cuentan con tapa. Estas preparaciones se pueden conservar hasta 48 horas en la heladera. Si contienen papas, cremas o huevos, máximo hasta 24 horas.

Recordar que es necesario recalentar completamente antes de consumir estas preparaciones.