PARA EVITAR EL CONTAGIO, ASEGURARSE DE USAR Y DESECHAR CORRECTAMENTE EL TAPABOCAS

El uso de tapabocas de forma masiva no es principalmente para protegernos del contagio, sino para evitar contagiar a otros, lo cual hoy en día sabemos puede ocurrir incluso en ausencia de síntomas.

Etapas de su uso y manera correcta de desechar los tapabocas para evitar que se convierta en un vehículo de transmisión de enfermedades.

ANTES DE USARLO:

• El tapabocas es un elemento personal de un solo uso, por eso debemos verificar que no haya sido utilizado con anterioridad, que se encuentre dentro de su empaque original y que no tenga defectos de fabricación o manipulación.

• Lavar muy bien las manos con agua y jabón antes de tocar un tapabocas limpio.

• Asegurarse usar el lado correcto del tapabocas. Podemos orientarnos por la costura del cordón elástico, la cual debe ir hacia el rostro.

DURANTE SU USO:

• Evita tocar la parte exterior del tapabocas ya que podría estar contaminada.

*DESPUÉS DE SU USO:*

• Con las manos completamente limpias, retirar el tapabocas sin tocar la parte frontal y desecharlo.

• Se recomienda usar una bolsa exclusiva para depositarlos.

• Para evitar su reutilización, es importante cortar con unas tijeras algunas partes del tapabocas.

• Lavarse muy bien las manos y utilizar solución hidroalcohólica para desinfectar al finalizar este proceso.

Esta nueva práctica obligatoria debe promoverse aunque las personas deben: aprender a usarlos bien; garantizar disponibilidad; no caer en el error de pensar que esto reemplaza otras medidas, y por supuesto, el correcto desecho en bolsas bien cerradas y desinfectadas con lavandina.