RECOMENDACIONES DEL MINISTERIO DE SALUD EN CASO DE FALLECIMIENTOS

Por principio de precaución y atendiendo las medidas de protección y protocolos establecidos por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, se establecieron una serie de mediadas a tener en cuenta en la manipulación de cadáveres durante la pandemia covid-19.

Durante este periodo todos los cajones que se usen para enterramientos ya sea inhumación o bóveda, columbario o panteón, deberán estar constituidos por madera y chapa metálica la cual deberá estar sellada (a esto se entiende como cajón sellado).

Además, quedan prohibidos los ritos funerarios (velatorios, extremaunción, etc.) ya sea se trate o no de un caso sospechoso o confirmado de covid-19.

También se establecen  las medidas administrativas tendientes a la habilitación de los campos santos (cementerios) las 24 horas, de tal manera a facilitar el entierro inmediato de los fallecidos, evitando en lo posible la demora o el tener que establecer centros de acopio y reserva de cadáveres.

De efectuarse la disposición final de un cadáver para una bóveda, columbario o panteón el mismo deberá estar construido como para albergar el cajón en un nicho cerrado el cuál a su vez deberá estar tapiado con una pared de 15 cm de ancho y revocada.