UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE COLABORA EN EL FORTALECIMIENTO DE LAS DEFENSAS DEL ORGANISMO

Una de las mejores formas de cuidar la salud y fortalecer el sistema inmunológico en tiempos del COVID-19 es a través de los hábitos saludables. Para que nuestro sistema inmunológico funcione correctamente se necesita un estado nutricional adecuado, con una alimentación equilibrada y variada, con mayor consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales en lo posible integrales y proteínas de buena calidad.

Algunos nutrientes importantes para fortalecer el sistema inmunológico y los alimentos donde podemos encontrarlos:

• Zinc: carnes, semillas como las de calabaza y sésamo, espinaca, legumbres como las lentejas y garbanzos, frutos secos.

• Vitamina E: aceites vegetales, semillas en general, frutos secos, aguacate.

• Selenio: pollo, carne vacuna, vegetales de hojas verdes, legumbres, nueces.

• Vitamina C: acerola, frutas cítricas como el pomelo, mandarina, naranja, limón, guayaba, brócoli, locote.

• Vitamina D: huevo, lácteos (leche, queso, yogur natural), pescados.

Al incorporar estos alimentos diariamente, estaríamos consumiendo suficiente cantidad de fibra, que están presentes principalmente en las frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y semillas. Éstas contribuyen al bienestar de las bacterias beneficiosas que viven en el intestino, y que juegan un papel importante en el sistema inmunológico.